Un estudio financiado por los NIH ofrece esperanza a los adultos mayores

La pérdida de masa muscular relacionada con el envejecimiento es inevitable

hex

En un estudio aleatorizado, controlado con placebo y con ocultación doble de un año de duración se evaluaron los efectos del HMB junto con la vitamina D3 en relación con la salud muscular de los adultos mayores. Algunos de ellos siguieron un programa de entrenamiento físico y otros no.

Los investigadores determinaron que el HMB y la vitamina D3 mejoran la capacidad funcional muscular de los adultos mayores, incluso sin la necesidad de hacer ejercicio.

El HMB mejora la salud muscular de los adultos mayores porque estimula la síntesis de las proteínas y reduce la destrucción muscular. La concentración alta de vitamina D3 se asocia a una mayor fuerza y a una mayor capacidad funcional muscular, sobre todo en adultos mayores. Según los resultados del estudio, la proporción adecuada de HMB y vitamina D3 puede potenciar los efectos y mejorar la capacidad funcional muscular de toda una generación.

El estudio se llevó a cabo gracias a una subvención de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH) de los EE. UU. y se publicó en la revista The Journals of Gerontology.

 

 

 

Resumen del estudio

El objetivo principal del estudio fue determinar si la suplementación con calcio de β-hidroxi-β-metilbutirato (HMB) y vitamina D3 (D) lograba mejorar la capacidad funcional muscular y la fuerza de los adultos mayores. En este estudio controlado con placebo y con ocultación doble de 12 meses de duración, se inscribieron adultos mayores de 60 años en adelante que tenían una baja concentración de 25-hidroxivitamina D (25OH-D) en el organismo.

Efectos a largo plazo de la suplementación con calcio de β-hidroxi-β-metilbutirato (HMB) y vitamina D3 en la capacidad funcional muscular de los adultos mayores que hacen y que no hacen entrenamientos de resistencia: un estudio aleatorizado, controlado con placebo y con ocultación doble
The Journals of Gerontology

 

NIH Study Infographic

Consulte esta infografía para obtener más información.

 

hex
  • John Rathmacher, Ph.D.
    Investigador principal

    “Lo más interesante de este estudio es que, con el suplemento de HMB+D, hubo una gran mejora en la capacidad funcional muscular, sobre todo en el grupo que no hizo ejercicio. Esto es muy importante, ya que el porcentaje de adultos mayores que no pueden o que no quieren hacer ejercicio es elevado”.

  • Jeffrey R. Stout, Ph.D.
    El HMB se ha estudiado de forma intermitente durante 25 años

    “En definitiva, el ejercicio es el medicamento más eficaz. En este estudio, se determinó que el HMB es ideal para las personas que no pueden o que no quieren hacer ejercicio. Al aumentar su capacidad funcional, permite que puedan comenzar a ejercitarse”.

  • Lisa Pitchford, Ph.D.
    Investigador científico, MTI Biotech, Inc.

    “Las actividades cotidianas se van volviendo más difíciles a medida que vamos envejeciendo. En este estudio, se evaluó la relación que existe entre la capacidad funcional muscular de adultos mayores sanos y sus vidas cotidianas: desde su capacidad de levantarse de una silla y caminar distancias cortas hasta llevar las bolsas de las compras a casa. Para el grupo que recibió el suplemento de HMB+D, estas tareas cotidianas básicas se volvieron más fáciles. Las personas que recibieron el suplemento también aseguraron que empezaron a sentirse más activas y con más energía. Si bien el suplemento de HMB+D no reemplaza el ejercicio, puede compensar algunas carencias propias del estilo de vida, ya que cuida e incluso mejora la salud muscular”.

  • Shawn Baier
    Vicepresidente del área de Desarrollo Empresarial, Departamento de Productos Innovadores de TSI

    “Como uno de los primeros investigadores del proyecto en el que se descubrió la prometedora asociación entre el HMB y la vitamina D3, resulta maravilloso que este estudio reciente haya podido confirmar nuestra hipótesis de que la suplementación de HMB y vitamina D3 puede mejorar la capacidad funcional muscular. Esta combinación funciona para los adultos mayores que no hacen ejercicio, lo cual es fundamental, ya que algunas personas simplemente no pueden ejercitarse lo suficiente para mantener su capacidad funcional muscular y su calidad de vida”.

  • Naji M. Abumrad, MD
    Universidad Vanderbilt

    “Este estudio involucra a personas de mi grupo etario. Si bien se consideran personas sanas, alrededor del 85 % de los adultos de más de 60 años no hacen ejercicio con regularidad. La salud muscular es sumamente importante a nuestra edad. Debemos intentar evitar el riesgo de perder el equilibrio y caernos. Por eso, resulta alentador ver los datos que indican que la combinación de HMB y vitamina D3 mejora la capacidad funcional muscular casi de la misma forma que el ejercicio. En el estudio también se determinó que las personas que recibieron HMB se sentían con más energía. Esto es importante, ya que los adultos mayores no hacen ejercicio, en parte, porque le tienen miedo al agotamiento físico. Yo tomo HMB todos los días y recorro en bicicleta, en promedio, unas 70 millas a la semana”.

Preguntas frecuentes sobre el estudio

¿Qué es el HMB?

HMB significa β-hidroxi-β-metilbutirato, una sustancia que el organismo produce de forma natural durante el metabolismo de la leucina, un aminoácido esencial. La leucina es parte de la cadena alimenticia: se encuentra en alimentos que consumimos todos los días, como la soya, la carne de res, la alfalfa y el pescado.

¿Cuál es la función del HMB?

El HMB permite aumentar la proteína muscular de dos maneras:

  1. Reduce la degradación de las proteínas, que se produce luego de entrenamientos intensos. El HMB disminuye la vía proteolítica de la ubiquitina-proteasoma y, así, interrumpe el proceso de degradación de las proteínas.
  2. Estimula la síntesis de las proteínas para aumentar la fuerza. Según varios estudios, el HMB estimula la síntesis de las proteínas mediante diversos mecanismos, como la vía de la mTOR.
¿Cuántas personas participaron en el estudio? ¿Qué se evaluó?

En el estudio participaron 117 adultos mayores sanos de 60 años en adelante. De forma aleatoria, se les asignó un suplemento de HMB y vitamina D3 o un placebo. En cada grupo, la mitad de los participantes siguió un programa de entrenamiento de resistencia ligero y la otra mitad no hizo ejercicio. El programa incluía sesiones supervisadas de entrenamiento de resistencia progresiva de 60 minutos de duración que se llevaban a cabo tres días a la semana. Los investigadores evaluaron la capacidad funcional física, la fuerza muscular y la composición corporal en intervalos de tres meses.

¿Qué resultados se obtuvieron?

Según los resultados obtenidos, los beneficios funcionales a largo plazo del HMB se pueden observar perfectamente en adultos mayores que tienen una cantidad suficiente de vitamina D3 en el organismo.

En el grupo que no hizo ejercicio, los participantes que recibieron el suplemento de HMB+D presentaron una gran mejora en cuanto a la capacidad funcional física y tendieron a registrar un mayor incremento de la fuerza en comparación con los participantes que recibieron el placebo. Los participantes sostuvieron estas mejoras durante un año. Hacer ejercicio no fue necesario para obtener los beneficios relacionados con la salud muscular de la suplementación de HMB+D. La combinación del suplemento de HMB+D y el entrenamiento de resistencia moderado no produjo más beneficios que el ejercicio o que el suplemento de HMB+D por sí solos. “Esto indica que el suplemento de HMB+D protege de forma excepcional la fuerza muscular y la capacidad funcional física de las personas que no pueden o que no quieren hacer ejercicio, como los adultos mayores que padecen debilidad muscular o pérdida de masa muscular relacionada con el envejecimiento”, explica el investigador principal John Rathmacher. El suplemento de HMB+D también hace que las personas se sientan con más energía. Además de los beneficios físicos, el suplemento de HMB+D logró aumentar las emociones de “alta activación”.

¿Consumir más proteína es suficiente para mantener la masa muscular?

Según el investigador principal John Rathmacher, PhD, “es poco realista aumentar el consumo de proteína alimenticia porque, a medida que vamos envejeciendo, empezamos a perder la capacidad de responder a ciertas señales, como la forma en la que el cuerpo responde a la ingesta de proteínas o al ejercicio. Por ende, necesitamos más proteínas o hacer más ejercicio para lograr las mismas respuestas relacionadas con el crecimiento muscular”. El HMB mejora la salud muscular de los adultos mayores, ya que, de forma excepcional, estimula la síntesis de las proteínas y reduce la destrucción muscular. Además, la concentración alta de vitamina D se asocia a una mayor fuerza y a una mayor capacidad funcional muscular, sobre todo en adultos mayores. “Gracias a este estudio, ahora sabemos que el HMB y la vitamina D3 pueden tener un efecto sinérgico en los adultos mayores que es superior a lo que estas dos sustancias pueden hacer por separado”, indicó Rathmacher.